“El olor a recién nacido, la sensación de fragilidad al tenerlo en brazos junto a tu pecho, los gestos, sus diminutos deditos… Todo cambia tan rápidamente…”