Vacaciones en familia: Semana Santa en el Valle del Tiétar, Ávila

Esta Semana Santa no sabíamos muy bien qué hacer, pero queríamos salir unos días con los niños para cambiar un poco de aires y romper con la rutina. Lo que sí teníamos claro es que no queríamos ir lejos. Nos apetecía un lugar donde estar en contacto con la naturaleza y que los niños pudieran hacer diversas actividades para no aburrirse. Buscando, buscando en internet dimos con “El Paraíso del Tiétar”. Se encuentra a tan sólo 100 km de Madrid, en Ávila y es el lugar perfecto para pasar unos días de descanso en un entorno ideal para los más pequeños de la casa. _K6A5875El alojamiento es en cabañas espaciosas, limpias, bien mantenidas y equipadas con todo lo que puedas necesitar. La cocina está integrada en el salón y lo único que echamos en falta fue un horno, ya que llevamos pizzas que al final tuvimos que cocinar en el microondas. La verdad es que no quedaron muy bien, así que no os lo recomiendo. Para estancias largas disponen de lavadora y secadora de uso común que funcionan con monedas. Las cabañas están comunicadas entre ellas por un camino asfaltado que es perfecto para montar en bici o patinete, ya que los coches no pueden circular por él. Los trabajadores de “El Paraíso del Tiétar” disponen de un coche eléctrico para desplazarse dentro del complejo o para llevar a los clientes con sus maletas a su cabaña a su llegada.

_K6A6000Algunas de las actividades que podrás encontrar en “El Paraíso del Tiétar” son: pistas de padel, fútbol y baloncesto, parque infantil, mini golf, zona de barbacoa cubierta, una casa en un árbol, mini granja con gallinas, ocas y un burro (en temporada alta los niños pueden dar un paseo en burro), piscina cubierta climatizada que cubre 45cm , préstamo de libros, DVDs, talleres para niños y un sin fin de actividades… Además en verano se puede disfrutar de la piscina pública que está a 200m y está incluida en el precio del alojamiento.

_K6A5960Fuera del recinto también hay mil actividades de las que se puede disfrutar sobre las que te informarán encantados en recepción. Desde paseos a caballo, visitar el Castillo de la Adrada, parque de tirolina para todas las edades o pesca en los ríos y presas cercanas. Y por supuesto no podemos olvidarnos de la magnífica gastronomía de la zona.

Nosotros tuvimos un viaje un poco accidentado. Empezó con los dos peques vomitando en el coche. Cuando llegamos nos dimos cuenta de que Pablo tenía fiebre. Si a esto añadimos que apenas salió el sol, la verdad es que no pudimos disfrutar a tope del viaje. A pesar de los contratiempos, salimos de paseo por un bosque precioso que hay al lado del complejo.

_K6A5866-2-2_K6A5857Después de caminar un par de km pudimos ver ciervos en semi –libertad. Los niños les dieron de comer pera y aunque imagino que no será su comida favorita, se la tomaron encantados.

_K6A5917_K6A5901Durante el paseo por el bosque vimos un montón de orugas, las copas de los árboles estaban llenas de nidos. Aprovechamos para enseñarles a los niños que nunca deben tocarlas. En el complejo habían fumigado recientemente porque todas las que vimos estaban muertas.

_K6A5895Después del paseo fuimos a la zona de barbacoa cubierta para comer. Mientras preparabamos la comida Pablo y Diego echaron una partida al UNO.

_K6A5949_K6A5941A pesar de todos los contratiempos el viaje nos supo a poco, los niños se lo pasaron genial y estamos deseando volver para disfrutar de todas las actividades que nos quedaron pendientes.

¿Y tú? ¿Conoces algún lugar perfecto para pasar unos días con niños? ¿Nos lo cuentas?

Compartir    Compartir    Compartir en Google+

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos señalados son obligatorios *

*

*